La domótica en Baleares es un concepto que suena desde hace mucho tiempo. Sin embargo, bien sea por los elevados precios, bien sea por el desconocimiento y la desconfianza en las tecnologías de conectividad, está costando que se implante en los domicilios.

Pero hay que perder el miedo a la domótica en Baleares. El hecho de preparar tu hogar para el siglo XXI y convertirlo en uno inteligente está lleno de ventajas.

- Ahorro. Un sistema bien diseñado te permitirá ahorrar tanto en dinero como en nivel energético. Ambos conceptos están íntimamente relacionados, pero también se aplica al concepto de protección del medioambiente. Las mejores opciones para tu casa son los controladores de la climatización, para que los puedas encender y apagar cuando quieras, especialmente si se te olvida encendido, o los sistemas que se encargan de las persianas, para evitar dar la sensación de estar de vacaciones y también para permitir que entre la luz en las horas centrales del día, aunque no estés en tu casa.

- Bienestar. Te garantiza poder vivir más tranquilo. Podrás controlar los accesos y el interior de tu casa desde cualquier lugar en el que estés, así verificarás si existe algún problema y podrás llamar más rápido que si tuvieras que acudir a casa. También es una gran ayuda para las personas con movilidad reducida o con alguna enfermedad limitante.

- Económico. Aunque el término domótica pueda sonar a precio elevado, lo cierto es que hay elementos que cada vez tienen un coste menor. Esto te permite poder ir convirtiendo tu casa en un hogar inteligente poco a poco, sin tener que realizar una fuerte inversión en un corto espacio de tiempo.

Si tienes cualquier duda o te gustaría recibir más información, contáctanos en Grupo Instalcat: Domoticat. Nuestros profesionales te atenderán encantados y te ofrecerán los mejores dispositivos para tu hogar.